CORREO DE CONTACTO

lunes, 22 de noviembre de 2010

Relatos de los tiempos merovingios

AUTOR.  THIERRY, A


Fredegunda, Chilperico, Sigiberto, Leudastes, sonoros nombre francos, junto a otros de clara procedencia galorromana (Gregorio, Pretextato, Desiderio, Fortunato), evocan de modo indudable lo que fue aquella sociedad mixta, más epílogo de una Antigüedad en regresión que muestra de algo nuevo. Una abrumadora mayoría de población descendiente de quienes una vez pertenecieron al Imperio Romano, depositaria aunque en forma residual de costumbres, normas y gustos de la vieja civilización, se hallaba ''secuestrada'' por una minoría bárbara poseedora de la fuerza, pero todavía sin sustraerse al sentimiento de inferioridad que la cultura de los vencidos les suscitaba; al aceptar el principal contenido de ésta, la religión, renunciaban de hecho a la esencia de sus tradiciones y por ese portillo los dominados pudieron, por su parte, establecer una especie de barrera a las tendencias vivaqueantes y saqueadoras de sus poco reflexivos señores. Sin embargo, fue engañosa esa aparente ''domesticación'' del bárbaro, como se vio en el siguiente período, el carolingio, y aún más: tras su descomposición, con el surgimiento del sistema feudal, con el que cristaliza un modelo en el que se difumina hasta casi perderse todo el legado de la época clásica (recuperado tan lenta y parcialmente siglo a siglo mediante escalones renacentistas). 

 Nº DE REGISTRO: 10811

No hay comentarios: