CORREO DE CONTACTO

jueves, 28 de julio de 2016

El refugio secreto

AUTORA: 
Boom, Corrie ten

Desde su publicación, hace más de cuarenta años, la historia de Corrie ten Boom, una relojera holandesa de la ciudad de Haarlem, ha servido de inspiración a millones de personas. Heroína de la resistencia a la ocupación nazi de su patria, ella, junto a toda su familia, arriesgaron la vida para ayudar a los judíos perseguidos y a los jóvenes buscados por los alemanes para deportarlos como fuerza de trabajo.
Después de convertir su casa en un refugio clandestino donde podía acudir todo el que tenía necesidad, y de salvar a cientos de personas, aquella actividad les llevó a probar ellos mismos el sabor de los campos de la muerte.
Solo pudo sobrevivir Corrie, y gracias a ello pudo contar por todo el mundo esta historia de cómo la fe acaba triunfando sobre el mal, pues no hay pozo tan profundo donde no llegue la gracia y el amor de Dios.

Corrie ten Boom (1892-1983) fue una escritora holandesa célebre por dar refugio a los perseguidos por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Tras sobrevivir a un campo de concentración, fundó varios centros de rehabilitación y viajó por todo el mundo contando su historia de fe y de esperanza. Fue nombrada "Justa entre las Naciones" por el gobierno de Israel


Nº DE REGISTRO: 10731

martes, 19 de julio de 2016

James y el melocotón gigante


AUTOR: Dahl, Roald


James Henry Trotter un niño de cuatro años se queda huérfano y se ve obligado a ir a vivir con sus dos horribles tías; tía Sponje y tía Spiker, las cuales tratan al pobre James como si fuera un objeto desagradable. Pero un día James que ya llevaba viviendo con sus tías tres años, tropieza con un anciano que le da mil mágicas lenguas de cocodrilo y le dice que las tiene que poner en una jarra de agua y bebérselas todas de golpe, entonces su magia aran que le ocurran grades cosa, pero al ir corriendo hacia su casa James tropezó y se le cayeron todas al lado del melocotón, James intento cogerlas pero se metieron rápidamente por la tierra. James se quedo triste, y pensó que nunca más podría salir de aquel horrible lugar. Pero de repente empezó a crecer un melocotón qué cada vez se hacia mas y mas grande hasta alcanzar el tamaño de una casa, entonces sus horribles tías decidieron que la gente podría visitar el melocotón y cobradles dinero así se harían ricas. Una noche las dos tías mandaron a James a recoger la basura que los visitantes habían dejado, Mientras la recogía vio que el melocotón tenia una especie de agujero en la parte de debajo, entro por el y encontró un túnel que conducía hacia una puerta, James la abrió y encontró a unas extrañas criaturas, eran insectos gigantes

Nº DE REGISTRO: 3412

jueves, 14 de julio de 2016

Nieve sobre Picasso

AUTOR: 



La intimidad y sensibilidad adolescente queda fascinada entre el contraste entre dos familias: una, en la sofisticada Nueva York; la otra, en las alejadas planicies de Dakota del Norte.
Una sorprendente llamada telefónica de un granjero que desea subastar en Christie´s un desconocido cuadro de Picasso abre paso a una serie de acontecimientos que cambiarán la vida de Juan Diego, la de su hogar y la de un pueblo entero.
Nieve sobre Picasso narra desde la intimidad de un adolescente el contras-te de la vida de dos familias; una, en la sofisticada Nueva York, y la otra, en una granja de las alejadas planicies de Dakota del Norte.
Luis Grimaldi ha sido periodista de temas de medio ambiente durante muchos años. Ha fotografiado y escrito numerosos reportajes de parques naturales en diferentes partes del mundo. Conocedor del arte moderno, disfruta visitando las galerías de Nueva York en donde ha estudiado Media Management. En la actualidad vive en Daejeon, Corea del Sur.

Nº DE REGISTRO: 10733

martes, 12 de julio de 2016

Lectura insólita de El capital


La obra, que obtuvo el premio Nadal en 1976, narra el secuestro de un industrial guipuzcoano por un comando de ETA. La acción se centra en el doble plano de los largos días de cautiverio, que el raptado aprovecha para leer "El Capital", y de las reacciones del mundo exterior ante la noticia del secuestro y la exigencia de un elevado rescate.
El principal acierto del relato es la captación ambiental, el clima de tensión motivado por la conflictividad laboral, el terrorismo, las pretensiones separatistas y los rencores acumulados desde 1939; junto a esto, los trazos psicológicos de los personajes resultan vigorosos. En la forma, la obra adopta una estructura compleja. Existen pasajes dinámicos, concebidos según esquemas tradicionales, muy bien conseguidos, pero el predominio de los monólogos, largos y continuos, lastra la acción, haciéndola demasiado lenta, perdida en prolijas nimiedades y desorientando al lector por el gran número de personajes, algunos muy periféricos respecto al centro de la trama. El estilo está muy cuidado, y utiliza con moderación los giros y términos vascuences. Con una buena base técnica, la obra resulta interesante, aunque por su fidelidad al realismo testimonial se echen en falta en ella los elementos creativos inseparables de toda ficción novelística.
El autor aparece como un narrador imparcial que recoge sin juicios ni comentarios las opiniones de diversos personajes, representantes de distintas formas de pensamiento, moderadas, progresistas, pacíficas, violentas, irónicas, etc.

lunes, 11 de julio de 2016

Viento del Norte

AUTOR: QUIROGA, Elena


Viento del Norte es una novela sorprendente, sobre todo por el momento en que fue escrita y por la riqueza léxica y coloquial que encierra. Novela del pazo, novela rural. Denominaciones que utilizan los estudiosos pero que se quedan cortas y que, tal vez, han contribuido a que la autora quedara relegada a un tipo de novela regionalista o de género, cuando de algún modo, al enfrentarnos al texto, descubrimos en él esa riqueza de imágenes, de lenguaje, esa libertad de escritura, ese mestizaje que tanto nos fascinó en la literatura latinoamericana y en ese padre de los grandes escritores gallegos, en ese anarquista del lenguaje que fue don Ramón del Valle-Inclán. Escritura donde se mezclan con el castellano -ampliándolo y enriqueciéndolo- modismos, giros, frases enteras de una lengua gallega popular, llena de sabor y de gracia y, por aquel entonces, reprimida y silente. Pero de esa mezcla, de ese desparpajo, de esa libertad brota una sinfonía de imágenes y de ritmos, una ruptura del castellano apelmazado de muchos escritores de la época y un legado que a lo mejor se pierde, y es una lástima, cuando las dos lenguas se hacen autónomas y cada una bebe exclusivamente de su pasado. 

Lenguaje vivo, rápido, lleno de sugerencias; diálogos vertiginosos, precisos. Y un relato con esa carga de la leyenda, de las viejas tradiciones rurales, donde se mezcla, como en la mejor novela latinoamericana escrita en esos mismos años: la creencia popular, la fantasía y el sueño. 

Hay pasión por la palabra y amor en estas páginas. Amor y savia de la naturaleza, de lo cercano, de ese ámbito, que es un ámbito cerrado, ligado todavía al sentido narrativo de la gran novela del XIX, pero contado con una violencia soterrada, la violencia de la tragedia, tragedia rural, pero también el espacio de las grandes sagas familiares, de los temores, los miedos, los odios y los rencores que nos remiten a esos gigantescos personajes, turbulentos y terribles, acosados por sus miedos y sus deseos, sus envidias y sus rencores. El mundo de Faulkner, pero también el mundo de Cumbres borrascosas, porque algo hay en esa Marcela sin domar, en esa niña salvaje y tenebrosa, pero rebelde, de la fuerza incontenible de uno de los más feroces y magníficos personajes femeninos creados por la literatura, la Catalina Earnshaw, esa muchacha indómita y brutal que corre por los pdramos y que curiosamente fue creada también por una joven novelista, una mujer, Emily Bronte, cuando sólo tenía veintiocho años. 

Hay un hálito poético en todo el relato. Un restañar de los sentidos y de las sensaciones que se va filtrando en cada página. No es una novela dócil o sensiblera, sino terca y vigorosa como son tercos y como tallados en madera, pero complejos, los personajes de ese mundo de familias de toda la vida, señoritos y criados; un mundo de formalismos y pasiones encontradas, de padres terribles y mujeres acobardadas por la rutina, el qué dirán y la costumbre. La naturaleza se filtra en las reacciones de esos personajes, atrapados y al mismo tiempo soberbios, altaneros. La violencia de ese mundo de hidalgos que de nuevo nos remite al Valle-Inclán de Águilas de blasón pero también de algún modo al ambiente cerrado, de pasiones encontradas, de locura y miedo del Lorca de La casa de Bernarda Alba.


Nº DE REGISTRO: 15956